lunes, 20 de junio de 2011

Lady Yuliana “La Diva colombiana de la Canción Popular”

Lady Yuliana Vásquez Osorio, con su rostro armónico, cuerpo voluptuoso, y casi 1,75 metros de estatura, bien hubiera podido ser modelo o reina de belleza. No obstante, eso nunca le interesó, su pasión siempre fue la música. Ahora, esta nativa de Chinchiná, Caldas de 24 años, es llamada “La Diva de la Canción Popular”, y ha viajado a Venezuela, Ecuador, Guatemala, USA, España, Londres, París, Amsterdam entre otros, interpretando temas de Padre y Madre, su primer disco.

Ella empezó su carrera musical como invitada de Jhonny Rivera, uno de los principales artistas de la música popular en Colombia, colaborando en Empecemos de Cero y Sé que te fallé, temas de él. Pero a pesar del éxito que tenía con Rivera, Lady empezó a sentirse frustrada, pues descubrió que el público quería verla, pero cantando sus propias canciones. “La gente que iba a los conciertos, me decía “bueno, niña, ¿Porqué no canta sola?, dígale que la deje cantar sola, ¿Usted no tiene CD, afiches, llaveros, fotos? nosotros queremos tenerla a usted”, afirma.



Su éxito como solista ha sido total. “Ella siempre tiene una gran acogida, pues es muy bonita y tiene un excelente manejo del público”, dice Octavio Otálvaro, empresario musical quien la acompañó en su gira por Europa en 2008. Pero no fue tan fácil. “Creo que para ella fue un reto, pues esta gira era la primera vez que estaba sin Jhonny”, opina Giovanny Ayala, otro de los “duros” de la música del despecho en Colombia, que viajó con Lady.

Ella disfrutó estos viajes por el mundo. “La primera vez yo ni me lo creía. Jamás pensé que podría recorrer nuestro país, ahora mucho menos fuera de él. La acogida fue grandísima, el amor que te expresa la gente es bien bonito”, dice. Pero estar lejos de su familia tampoco fue sencillo “Ella siempre me decía que qué rico conocer, pero también se sentía sola. Decía que muy bonito todo, pero acompañada”, afirma Andrea, su hermana.



Pero además de viajar, Lady ha comprobado lo que es sentirse como toda una celebridad, en las entregas de premios. Le gustan mucho estas ceremonias. Hace dos años recibió junto con Rivera dos premios Nuestra Tierra, que otorga la emisora La Mega, a la mejor interpretación y canción popular con Empecemos de Cero. “Me sentí muy feliz cuando supe que me había ganado el premio. Espero, con la bendición de Dios, estar nominada el año entrante y sigo trabajando todos los años porque algún día pueda ganarme otro premio”.

Por eso, ahora se prepara para asistir a los Premios TV y Novelas, uno de los eventos más importantes de la farándula nacional, donde a pesar de que no está nominada ni va a cantar, fue invitada por su disquera, seguramente para “robar cámara”. Para lograrlo, se dirige al almacén de Johanna Rubiano, en la zona T de Bogotá, donde espera encontrar el vestido perfecto.

Cuando llega al elegante almacén, de piso de mármol, e impecables paredes blancas, entre decenas de vestidos, bolsos y zapatos, de inmediato se siente atraída por uno de mangas largas cubierto por completo de lentejuelas moradas. Sin embargo, el atuendo ya está reservado para otra persona, y además “se vería como un tanque”, le dice Hernando, uno de los vendedores. Por eso, le ofrece un vestido negro de espalda descubierta. Lady, algo decepcionada, se dirige al vestier.

A salir de éste, su expresión cambia. Se mira en el espejo y sonríe. Ella dice que le gusta vestirse con jeans y blusitas cómodas. Julio César, amigo y manager, afirma que ella no es nada complicada para vestir. Andrea asegura que para las presentaciones se arregla mucho, va a la peluquería y se viste elegante. Se nota que Lady se siente muy bien. Tanto Hernando, comoManchola y Milena, los otros asesores del almacén, coinciden en decir que ese es el vestido y le queda perfecto.

Después proceden a darle una serie de consejos para “que se luzca”. Milena le muestra la forma de amarrar el moño que tiene el vestido para que su cintura se vea más pequeña. Lady parece poner atención, pero al mismo tiempo, está pendiente de su imagen en el espejo, posa mientras practica los consejos de Hernando: “Haga de cuenta de que usted es una reina. Saque el marica que tiene adentro”. Lady se ríe y le dice “¿Qué tal éste?, ¿Cómo así que el marica que tengo adentro?”, aunque parece comprender a qué se refiere Hernando, pues empieza a moverse de una manera más coqueta e insinuante.

Lady no se quiere quitar el vestido. Mientras se mira en el espejo, aprovecha para oír chismes de lo que usarán otras celebridades locales en el evento “Claudia Bahamón va de blanco. Carolina Guerra con smoking”, dice Manchola “¿Quién, quién?”, pregunta Lady interesada. Finalmente se quita el traje y vuelve a ponerse su ropa: unas botas negras de tacón, medias pantalón de color fucsia, una minifalda de jean, decorada con una calavera de lentejuelas, un top y una chaqueta negra, y se dirige al spa, para prepararse para el gran día.

Parece difícil creer que esa mujer que luce elegante y sofisticada con un vestido de una de las mejores diseñadoras del país, haya sido la misma Lady que canta desde que tenía 13 años. “Ella, desde que yo estaba pequeñita, decía que quería ser cantante”, dice su hermana. Empezó con música colombiana representando a su colegio (Oficial San Francisco) en diferentes concursos regionales. Pero después cambió de género al unirse al grupo Chanel, de balada rock.

El grupo fue contratado para amenizar una fiesta organizada por Otálvaro en 2006, en la que estaba Rivera. El empresario recordó que para ese entonces Jhonny estaba buscando una voz femenina. “Yo le di el número de Lady. Ella cantaba rock, pero tenía una voz polifacética, que podía cantar tonos muy altos, y pensé que podría funcionar”.

Rivera cambió la vida de Lady, pues ella hizo un curso de mercadeo y ventas en el SENA y estaba haciendo todo lo posible para estudiar administración financiera. Trabajó como vendedora de tortas y repartidora de volantes. A pesar de su gusto por la música, veía muy difícil que se convirtiera en su profesión. “Esta carrera no es tan fácil. Se necesitan muchas cosas, no sólo el talento, sino los medios, los contactos, el dinero para hacer una producción para promocionarse y muchas más”.

“Si Dios no me hubiera puesto a Jhonny en el camino hubiera seguido cantando, pero no profesionalmente”, dice Lady. Por eso es que fue difícil para ella decirle que quería tener una carrera como solista. Pero él la apoyó al máximo. “Me dijo, Lady yo sabía que esto en algún momento iba a pasar porque usted trabaja muy bien y es muy bonita”, afirma El artista no sólo le dio el visto bueno, sino que le compuso Padre y Madre, una canción que cuenta la historia de una mujer que queda embarazada y debe enfrentar el abandono de su pareja, y que le dio el título a su primer disco, del cual cinco temas son escritos por ella.

Componer es una de las cosas que más disfruta Lady. Pero para ella es fundamental sentir tristeza o amor para escribir una canción. Es el caso de Sabes, un tema suyo: “conocí a alguien, me estaba sintiendo enamorada y acababa de terminar una relación de cuatro años y tenía muchas ganas de volver a sentir eso que algún tiempo no sentía. Entonces empecé a escribirle, a cantarle, a la persona que de la que me estaba enamorando…(canta) Sabes, hoy no quiero ocultar, ni me quiero negar que es cierto que sienta tantas ganas de amar”.

A pesar de que sus canciones cuentan historias de despecho, desamor, y relaciones tormentosas, Lady nunca ha pasado por una situación similar. “He tenido relaciones complicadas, pero lo que se dice morirme por el desprecio o la ingratitud de un hombre, hasta ahora no”, afirmó en una entrevista a El Espacio. Dice que para sentir lo que interpreta, se mete descarnadamente en los tacones de la víctima.

Pese al éxito se Sabes y demás canciones como Me perdiste por cobarde, y Mañana a esta hora, Lady sigue siendo una mujer sencilla y aterrizada. “Ella no ha cambiado nada, sigue siendo la misma, no ha cambiado como hermanita”, dice Andrea. “Lady es una mujer excelente”, afirma Otálvaro. “Antes que todo ella es una gran amiga y una gran persona”, dice Carlos Rubio, dueño del estudio donde grabó varios temas de su disco.

“Pienso que sigo siendo la misma, y siempre le pido a Dios que lo que cambie en mi sea para mejorar como persona y como cantante. Yo siempre he pensado que uno debe tratar a la gente como tiene que ser”, afirma. No tiene problema en decir que su papá trabaja en un supermercado, y su mamá era vendedora de tortas. Ahora, es ella quien los sostiene con su trabajo, pues “siempre quise recompensarlos por todo lo que han hecho por mí”, dice.

Lady encuentra radicada en Bogotá, lejos de su familia que está en el eje cafetero. A pesar de que los extraña, está contenta pues vive con Julio César y la familia de él en el barrio Modelo Norte. Le gusta hacer deporte, y ver cine: “Hace ocho días me vi El Niño con el Pijama de Rayas, antes me vi Quieres ser Millonario. Me encantan las películas de drama, que te dejan como una enseñanza, que te ponen a reflexionar.”

Le encanta la música romántica, las baladas, las rancheras, los boleros y el pop. “Me gusta de todo un poquito”, dice. Por eso no descarta incursionar en géneros distintos al popular. “Si mañana puedo grabar un reguetón, una bachata y mi voz se presta para hacerlo, yo lo haría. Claro que sí”, dice.

LA NUEVA ERA DE LADY YULIANA

Hoy, a sus 24 años y tras el inicio de su carrera como solista, Lady Yuliana lanza a finales del mes de Junio su primera producción en la que canciones como “Y QUE SERA”, “ESE HOMBRE ES MI HOMBRE”, “TRIANGULO DE AMOR” y el “PICA PICA” estarán en boca de todos los colombianos.
Con una imagen renovada, tras casi un año de preparación integral, Lady está lista con la misma pasión y con todo su talento a flor de piel. De la mano de estos nuevos productores y representantes se alista para incursionar en mercados internacionales. Además cuenta con el sello garantía de Galy Galiano.
Y otro gran sueño se hace realidad: el 14 de Noviembre en Bucaramanga, cantará a dúo con Marco Antonio Solis una canción que hiciera famosa una de las mujeres a las que quiere seguirle los pasos, Rocío Durcal.
En esta ocasión Lady explora el género TEX MEX, que hizo famoso la cantante Selena, sin alejarse de la fuerza del género popular pero añadiendo algunos ritmos y sonidos más rancheros. Trabaja sin descanso entre Medellín, Bogotá, Nueva York y Miami para hacer de este disco un hit.
Publicado en http://bogotajes.wordpress.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Información para todos los colombianos en España, nuestro objetivo es informar, divertir y ser el lazo conductor de los colombianos con su tierra: http://www.colombiaenespana.com