viernes, 8 de junio de 2012

El humorista colombiano José Ordóñez contó su vida a los oyentes de Fiesta FM

José Bernardo Ordóñez López nació en Bucaramanga el 28 de febrero de 1968, en una familia de cinco hermanos. José vive actualmente en Miami, junto a su esposa y sus 4 hermosos hijos Tatiana, José Daniel, Andrés David y María Juliana.
José estudió hasta octavo de bachillerato y decidió viajar a Bogotá para aventurarse y buscar su independencia. A su llegada vivió solo en una habitación del barrio San Fernando. Se ganaba la vida vendiendo gelatinas de pata, que él mismo preparaba, a las afueras del supermercado Colsubsidio. Un suegro le enseñó la receta. También vendió papel higiénico puerta a puerta y fue el mensajero de una relojería. Pero el joven hijo de un latonero había nacido para hacer reír a la gente.

Escuche aquí el cara a cara que tuvo José Ordóñez con Norberto Latorre director de FIESTA FM,luego de batir su 9º Record Mundial de 80 horas, seguidas y sin parar, contando chistes para todo el mundo.. En esta entrevista exclusiva José reveló el secreto de su éxito, sus caídas, sus anécdotas, como aguantó las 80 horas contando chistes sin parar, etc.

Su talento para la comedia se dejó ver desde muy pequeño, cuando imitaba las voces de sus profesores en el colegio; estuvo a punto de ser expulsado, de no ser por sus participaciones en actos culturales. Ordóñez heredó ese talento de su padre, quien estuvo también en el humorismo de manera frecuente en el programa Sábados Felices de Caracol TV.

José se casó con un traje prestado, los zapatos rotos. El único patrimonio que tenía era su cama de soltero. El vestido de Yasmith, diseñado por su hermana, fue confeccionado por una modista de Piedecuesta (Santander). El traje le quedaba tan ceñido que parecía una sirena y no podía caminar. Para elaborar las argollas del matrimonio, fundieron las pocas joyas que tenía Yasmith, como su anillo de bachiller. Empapados de pies a cabeza por un aguacero, después de resguardarse en vano bajo un árbol, llegaron tarde a su propia fiesta. A pesar de haber repartido invitaciones por doquier para la celebración, solo asistieron la familia de Yasmith, una hermana de José y dos vecinas chismosas.

De la fiesta sobró la mayoría de la comida que había preparado la suegra de Ordóñez, pero no eran épocas para desperdiciar y se convirtió en el calentado que comieron durante varios días. Cinco meses después, nació su hija Tatiana en medio de muchas dificultades. En una ocasión, José no tenía plata para comprar la leche de su hija y decidió emprender camino a Bucaramanga en una bicicleta. Allí buscó algunos amigos y logró que le regalaran un par de tarros de leche y 15 mil pesos. De regreso, se accidentó y perdió varios dientes.

Mientras el sueño de Yasmith, su esposa de tener una familia modelo se desvanecía, la fama de José comenzó a crecer. Ella admite que fue la época más triste de su vida. Ordóñez estuvo ausente por sus viajes, grabaciones y fiestas de los fines de semana. Su papá recuerda que en esa época, él mismo le escogía las mujeres a su hijo. “Con un solo vaso de whiskey, se le borraba el casete”, afirma. Vivía para divertirse. Los excesos se hicieron más frecuentes y Yasmith, cansada de luchar por el hogar, decidió separarse y trasladarse a Bucaramanga. Él viajaba con frecuencia a visitar a sus hijos y hasta arrendó una casa en el mismo conjunto donde vivían para estar cerca de su familia. Luego de vivir una quiebra y poner al límite su matrimonio por el alcohol y la infidelidad, decidió botar a la basura todos los chistes verdes y convertirse en un predicador de la iglesia cristiana. Reconquistar a Yasmith duró cinco meses. Volvieron cuando Ordóñez le prometió ante Dios que iba a cambiar.

José nunca pierde el humor en su casa. En ocasiones, sus hijos Tatiana, José Daniel, Andrés David y María Juliana, amanecen con un papá que ha cambiado de personalidad y se comporta como un argentino durante todo el día. Luego de la crisis con su esposa, aprendió a dejarle mensajes en papelitos pegados en los espejos de los baños. Comparte su tiempo libre en familia y con sus dos mascotas, Cornelio, un loro de seis meses que dice “i love you” y que saca a pasear con correa, y Kissie, una perrita que le esculca la maleta cada vez que llega de viaje. José Ordóñez no tiene celular. Odia ese aparato. No sabe de números ni administración. Se siente agradecido porque aunque fue un mujeriego y un borracho de malos tragos, el público lo ha perdonado.

José estuvo en las radioemisoras de Caracol, y en 1988, ganó el campeonato nacional de cuentachistes de Sábados Felices. En 1992, estuvo en el elenco de los programas de televisión No me lo cambie, en Conteste a Hermenegildo con José Manuel Ospina, y de 1996 a 1999 dirigió y presentó el programa Ordoñese de la Risa. En 1998, se convirtió al Protestantismo como predicador, sin dejar de lado su actividad humorística. En 2004, participó en el reality show de RCN TV La isla de los famosos.
También realizó récords mundiales de chistes en representación de su país, ganando cierto reconocimiento a nivel latinoamericano. En Colombia, está a la altura de otros como José Manuel Ospina, Jaime Agudelo, Jeringa y Hugo Patiño, entre otros. Creó y desarrolló personajes como Benito, Pablo Remalas y Gallo Tapao, así como libros de chistes.
El 6 de diciembre de 2004 batió un nuevo récord mundial contando chistes en Bogotá al completar 65 h seguidas, entre las 16 del viernes 3 de diciembre de 2004 y las 9 del lunes 6 de diciembre. En diciembre de 2005 la organización Orquídea USA lo declaró el mejor humorista latinoamericano de la actualidad.

En 2006 continúa recorriendo las principales calles de las ciudades de Colombia contando chistes durante 30 horas en un evento de carácter caritativo en beneficio de los regufiados colombianos del conflicto armado. En ese mismo año, presenta el programa, Ordóñese otra vez (como continuación de Ordóñese de la Risa).
A finales del 2008 José Ordóñez se radicó en Miami donde trabaja en la estación radial 90.9 F.M., de la cual, transmitió su octavo récord mundial de chistes realizado entre 9 al 12 de julio de 2009. E 28 de mayo de 2012 consigue en Madrid su noveno récord mundial certificado por el Guiness.


Récords mundiales

24 h: 28 de diciembre de 1993 Colombia
26 h: 18 de mayo de 1994 Montevideo-Uruguay
36 h: 28 de diciembre de 1994 Colombia
50 h: 31 de octubre de 1996 Colombia
60 h: 21 de marzo de 1997 Guayaquil - Ecuador
62 h: 28 de diciembre de 1999 Colombia
65 h: 5 de diciembre de 2004 Colombia
72 h: 12 de julio de 2009 Miami -Estados Unidos
80 h: 28 de Mayo de 2012 Madrid -España

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Información para todos los colombianos en España, nuestro objetivo es informar, divertir y ser el lazo conductor de los colombianos con su tierra: http://www.colombiaenespana.com