lunes, 30 de marzo de 2009

El estilo de vida de una familia colombiana en la Rioja

Una familia colombiana explica lo que les llama la atención del estilo de vida riojano en comparación con el que llevaban en Bogotá.
Primero llegó Luz Dary y luego, varios años después de lo previsto, Fabricio con las niñas. El reagrupamiento hizo posible que esta familia de colombianos volviese a ejercer como tal al otro lado del Atlántico... pero también les ha obligado a adaptarse al estilo de vida de La Rioja en muy poco tiempo. La distancia que separa su Bogotá natal de Logroño capital no sólo se mide en kilómetros. Las pequeñas, Daniela y Valentina, han podido comprobar de primera mano cómo hábitos y costumbres no se corresponden en ambos países. Recién aterrizadas, es lógico que les sorprendamos.
Apenas unos días después de que el Ayuntamiento de Logroño haya instalado un 'punto de acogida' para facilitar la integración de los «nuevos ciudadanos», Diario LA RIOJA ha salido a la calle para descubrir qué es lo que más llama la atención de los inmigrantes de «la vida de acá».
Comencemos con la comida. «El horario habitual en los adultos es de 13 a 15 horas», reza la información que se les entrega en el nuevo servicio municipal junto a una carta de bienvenida firmada por el alcalde. ¿Aquí se come de una a tres? El no es rotundo tanto en el matrimonio como en las niñas. «Nosotros no lo hacemos antes de las tres, mientras que allá en Colombia almorzábamos entre las doce y las dos», explica el padre de familia.
Levantarse «sin luz»
«El tema de los horarios sí que es distinto: Allá se levantaban a las 5.30 de la mañana porque el colegio comienza a las 6.45 y acá aún les sorprende que a las 8 a veces no haya luz», ríen todos. La diferencia de horarios y ritmos también queda patente al hablar de la noche. «Aquí se trasnocha más...»
¿Y qué me dicen del clima? «Fue lo que más nos llamó la atención», empieza diciendo Fabricio. «¡Los bajo ceros de este invierno en comparación con las temperaturas tan suaves de Bogotá!», continúa mientras todos hacen el gesto de frotarse los brazos para entrar en calor.
«Pero a mí lo que más me llamó la atención es que los coches se parasen en los pasos de cebra», interrumpe Valentina. «Y el muñeco verde que se mueve en los semáforos», apostilla Daniela. Sostienen las niñas que en España los hijos se muestran «más ajenos» a los padres, mientras que en Colombia no es raro que éstos acompañen a aquellos a clase incluso ya de universitarios. Y es que para decir que son más cariñosos basta con ver a su familia... «Y los domingos la regla es ir a casa de la abuela», añaden, dejando claro que el mismo sentimiento está vivo entre generaciones.
Sorprendidos todos de la adicción al tabaco de la que hacemos gala, de que seamos más bebedores que bailarines -«allá se sale a bailar y aquí a tomar», cuentan-, del poco uso de la bicicleta o de que pocos padres lleven a su bebé «abrazado» y no en carrito... ello no supone inconveniente alguno para que Fabricio, Luz Dary, Daniela y Valentina hayan llegado a sentirse en La Rioja «como en casa». «Siempre digo que el riojano es mejor que nada», sentencia la «mamá». Definitivamente, y pese a las diferencias, se sienten bien... «a gusto de veras».
Publicado en LARIOJA.COM

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Información para todos los colombianos en España, nuestro objetivo es informar, divertir y ser el lazo conductor de los colombianos con su tierra: http://www.colombiaenespana.com